DECALOGO DUARTIANO

 

Las virtudes y cualidades duartianas del amor, el estudio, la diligencia, la valentía, el don de dirigir, el tacto político, el don de realización, el nacionalismo puro, la honestidad y la modestia, desfilarán a continuación, a manera de decálogo moral, caracterizadas por hechos y rasgos tomados de la biografía del Padre de la Patria.

 

Trasladados estos ejemplos dejados por Duarte, a fórmulas preceptivas, es como si nuestro excepcional paradigma hubiera dejado estos diez mandamientos para quienes aspiren a ser verdaderos patriotas:

 

I-   Amarás a tu pueblo.

II-  Prepararás tu mente para servirle.

III- Trabajaras sin desmayo por el bien de la Patria.

IV- Serás valeroso en el servicio de la Patria.

V- Enseñarás y dirigirás a los compatriotas necesitados de orientación.

VI- Actuarás con justicia y tacto.

VII- Pasarás de la idea de bien a su realización.

VIII- Defenderás la absoluta soberanía de tu pueblo.

IX- Serás honesto en el manejo de bienes públicos.

X- Pondrás siempre tu persona al servicio de la Patria y no viceversa.

 

Nota: Tomado de la obra el Decálogo Duartiano,  Pedro Troncoso Sánchez, Santo Domingo, Editora Del Caribe, 1972.

 

Volver a página de inicio